La libertad del tiempo sin reloj

El tiempo vuelve a repetir en esta entrada, siendo el protagonista de los posts de las entradas de hace un año. En la primero doy mi explicación de porqué no quiero regalar relojes. Mientras que en la segunda profundizo en la canción Tiempo de Jarabe de Palo. Pincha en cada uno de los títulos para volver a leer la reflexión al completo y usar ese tiempo en algo productivo, seguro que aprendes algo de lo que te cuento.

No regalo relojes, para regalar la libertad del tiempo

En esta entrada me hago consciente de que el reloj va en el mismo lugar donde se ponen las esposas, por lo que muchas veces nos podemos sentir esclavos de él. La cuestión es que el reloj representa el tiempo y el hecho de tener uno nos hace estar anclados a él, aunque ya todo depende del uso que hagas o las veces que lo mires. Pero a grandes rasgos te mantiene atado a él, ya que en todo momento lo tienes presente y esto hace que no seas libre al 100%. El hecho de permanecer atento al tiempo te pone en un estado de preocupación ya que dependes de él, sino no lo mirarías, no lo necesitarías. Esta caro que vivimos en una sociedad donde para poder interactuar, la variable tiempo es importante para que haya un consenso y poder coincidir con la gente. Aunque considero que los momentos de más libertad que puedes obtener son cuando el tiempo desaparece, cuando no hay un reloj cerca para medir la hora, cuando nuestra mente se preocupa de lo que hacemos y no tanto del tiempo que estamos empleando en ello, de ahí mi intención férrea de no volver a regalar relojes, ya que ahí lo estas esclavizando, sin querer, a este elemento, mientras que si no lo haces le estas regalando libertad.

Curioso elemento el tiempo

La canción de Jarabe de Palo es la primera que viene a mi mente cuando escucho la palabra Tiempo, es como un mantra que se me repite en la cabeza. Parece una canción chorra (esto fue lo que pensé las primeras veces que la escuché), aunque muy pegadiza, pero si la escuchas con atención te das cuenta del mensaje tan potente que ofrece. Siempre he dicho que el tiempo es el bien más preciado que tenemos, ya que una vez pasa ya no vuelve, la cuestión es la importancia que le damos. En esta canción se da una definición muy clara del tiempo y de todo lo que tiene que ver con él, lo que te hace replantear pequeños detalles que muchas veces pasan desapercibidos, pero que le dan ese valor al tiempo. En la entrada cito varios puntos que destaco tras la escucha de la canción que son dignos de reflexionar, te invito a que los leas para conocer tu opinión.

El tiempo es ese elemento que esta presente en nuestra vida de forma constante e impermanente, la cuestión es la atención que le prestamos, ya que es aquí donde él ejerce su mayor o menor influencia. Este es un tema muy interesante y con el que se puede profundizar mucho, pero al final se le ha dedicar tiempo para conocerlo un poco más y que pueda jugar a nuestro favor. La actitud y mentalidad con la que nos exponemos al tiempo dice mucho de nosotros, así que tenlo en cuenta, pero en su justa medida.


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.