La única decisión posible

La única decisión posible

20 abril, 2021 4 Por marcosedo

La vida se forma a través de las decisiones que vamos tomando, hay de todos los colores, algunas sencillas, otras complicadas, unas relevantes, otras sin importancia, unas grandes, otras pequeñas… pero al final se trata de decisiones, no hay más. La etimologia de esta palabra viene del latín «decisio» y significa «opción escogida, ante todas las posibilidades». Y esto es algo que hemos de tener muy en cuenta, ya que la vida nos ofrece un sinfín de posibilidades, donde hemos de centrarnos en aquellas que de verdad nos afectan y luego tomar la decisión de decantarnos por una. Hay que recalcar «opción escogida», ya que esta es única, no podemos quedarnos con dos y es aquí donde surge el problema, ya que hay veces que nos cuesta dar el brazo a torcer para quedarnos con una sola, tenemos la duda de que pasa si escogemos mal, si la opción que dejamos escapar era la válida, pero esto es algo que nunca sabremos, el momento es ahora y la decisión es única.

Lo que significa decidir

La definición de la palabra nos ayuda a ser más conscientes de la importancia de decidir. Su significado es «determinación definitiva adoptada en un asunto» y la otra acepción es «firmeza, seguridad o determinación con que se hace una cosa». La primera va muy acorde con la etimología, donde la decisión es el punto final a un momento de duda entra varias opciones, pero cuando decidimos es cuando todo se termina y este instante llega más tarde o más pronto, es algo que tan sólo depende de nosotros, la demora es un factor importante ya que mientras estamos cavilando sobre qué escoger, la vida sigue sucediendo, así que hay que entrenar en este ámbito para poder decidir lo más rápido posible, de forma razonada y así seguir aprovechando el tiempo. Para ello la segunda acepción es muy importante, ya que se trata de confiar en uno mismo, de estar seguros de la decisión que hemos tomada y no volver la vista atrás para lamentarnos o pensar sobre lo que hubiera pasado si otra opción hubiese sido la escogida.

Como bien dice el título, sólo hay una decisión posible, se nos presentan muchas alternativas, pero al final la decisión es única. Lo mejor de todo es que hemos de darnos cuenta que gran parte de nuestro día lo pasamos decidiendo, siempre estamos descartando opciones y escogiendo otras, por ello hemos de ser responsables con las decisiones que tomamos. Así que hemos de entrenarnos en esta empresa y ser muy conscientes cada vez que se nos presenta el momento de tomar una decisión para poder verlo con una perspectiva más amplía y ver todos los puntos clave que afectan a este momento que al final es el que determina el futuro de nuestro vida.
¿Te cuesta decidir? ¿Cual ha sido la decisión más difícil que has tomado?

Foto: David Curtis