Las oportunidades están ahí

Las oportunidades están ahí

Ahora que se presenta la oportunidad, vamos a conocer la etimologia de esta palabra que en su origen no tenía el mismo significado que en el momento actual.

La palabra «oportunidad» viene del latín » opportunitas «, compuesto con: El prefijo ob (enfrente de, en contra de), la palabra portus (puerto), en origen portus designaba una abertura que permite el transporte. Y el sufijo -tat (cualidad).

La oportunidad vendría a ser «la cualidad de estar frente a un puerto», la cuestión es que en latín portus, no solo se refería al puerto marítimo, sino a cualquier apertura que permita el transporte y de esta forma podemos asociar la idea de que se trata de una salida que nos hace dejar atrás el momento que estamos viviendo.

Para tenerlo todo más claro veremos la definición que ahora tenemos de este término. Y así es como podremos entender su origen.

Que sucede o se realiza en unas circunstancias o un momento buenos para producir el efecto deseado.

(Circunstancia, momento, ocasión) Que es bueno o favorable para un fin determinado.

Hace un tiempo las oportunidades se presentaban más de forma física, ya que se trataba de una abertura para salir del lugar donde nos encontrábamos. Pero luego se trata de algo inmaterial, ya que las oportunidades se presentan en cada momento de nuestras vidas y la cuestión es aprovecharlas.

Las oportunidades aparecen por todas partes, aunque la definición habla de que se trata de encontrar unas circunstancias favorables con el objetivo de alcanzar un fin determinado y aquí es donde reside el problema, ya que hasta que no nos lanzamos a aprovechar la oportunidad, no sabremos si esta ha valido la pena o no.

El tema de las oportunidades es algo complejo y subjetivo, ya que hay personas que ven oportunidades en cualquier lugar, mientras que otros les cuesta mucho reconocerlas, es por ello que hemos de tener una actitud positiva para observarlas y de este modo sacar el máximo provecho de ellas. Hay dos pasos a tener en cuenta en el tema de las oportunidades, el primero es reconocerlas y el segundo es pasar a la acción para cumplirlas.

¿Reconoces las oportunidades? ¿Has aprovechado muchas de ellas?

Foto: Arthur Fujii

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.