Las señales de la tortuga van a su ritmo

Las señales de la tortuga van a su ritmo

Hay veces que la vida te lanza señales y si eres capaz de ser consciente de ellas te darás cuenta que contienen una información que debes comprender. Esto me sucedió con la tortuga. La cuestión es como llegas a darte a cuenta, ya que a veces las señales ya han ocurrido, pero luego llega un estímulo que te hace recordar y poder enlazar todo lo sucedido.

Te pongo en contexto, además podrás ver las pequeñas sincronicidades que pueden suceder en tu día a día, pero hay que mantenerse despierto y apreciar hasta el más mínimo detalle para sacar todo el provecho. Estoy leyendo un libro sobre historia antigua, y cuentan, como ya cité en el anterior post, la muerte de Esquilo, pero no la cuentan tal cual, sino que citan solo lo ocurrido sin hablar de nadie. Hasta aquí todo correcto, la cuestión es que redactando una de las publicaciones de los estoicos que realizo semanalmente, buscando una frase, me encuentro con la imagen de la muerte de Esquilo como fondo de la que escogí, es entonces cuando relacione ambos puntos. Cabe destacar que lo que más llamo la atención fue el hecho de que alguien muriera a causa de una tortuga, de ahí está historia que te cuento. Ahora viene la parte donde todo se acelera, ya que en el mismo día suceden varios capítulos todos relacionados con las tortugas y que son los que desatan esta reflexión. Hablando con un grupo de personas sobre el animal totem, me pregunto cual sería el mío, entonces recuerdo que viniendo esa misma tarde con el coche, vi como se escondía una tortuga y seguidamente, me viene a la mente que mi hija, el día anterior, pinto un dibujo, donde en todo el folio solo hay una tortuga verde, con el fondo verde.

Parece que la tortuga se me ha aparecido durante toda una semana, aunque no era consciente del todo, pero cuando me pregunto lo del animal totem, es cuando puedo hilar todos estos puntos que he citado, el libro, la imagen con la frase estoica, el dibujo, la tortuga escondiéndose. Pero para rematar, reflexionando si todas estas señales, donde la tortuga era la protagonista, significaban que era mi animal totem, quitando un alzador del coche para los niños, veo que la única etiqueta que tiene, como si fuera la marca, es una tortuga, esto es lo que me acabo de convencer que debía conocer un poco más el significado de la tortuga.

¿Has vivido algún episodio parecido? ¿Eres consciente de las señales de tu vida? ¿Qué opinas al respecto de estas sincronicidades?

Foto: Ojo de viento

2 comentarios en «Las señales de la tortuga van a su ritmo»

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.