Lo conveniente de la conveniencia

Hable en el pasado post sobre el matrimonio de conveniencia y quise saber un poco más sobre el concepto de conveniencia, que muchas veces tendemos a malinterpretar, ya que dependiendo del contexto en el que lo usemos, le damos unas connotaciones negativas o positivas.

La palabra «conveniente» viene del latín convenientis y significa «el que es provechoso». Sus componentes léxicos son: el prefijo con- (unión, junto), venire (venir), más el sufijo -nte (agente, el que hace la acción).

La palabra «provecho» viene del latín profectus (avance, progreso, aprovechamiento y éxito), nombre de acción, efecto o resultado del verbo proficĕre, compuesto de pro- (hacia adelante o en favor de) más facĕre (hacer).

Es muy importante conocer el significado y etimología, ya que de esta forma nos podemos dar cuenta de que las palabras, por si solas, no tienen ningún signo o valor, sino que somos nosotros los que le damos esa característica, ya sea para positivizar o negativizar.

El título es un poco paradójico, ya que no sabemos hasta que punto es conveniente la conveniencia. Si tenemos en cuenta que se trata de algo que es provechoso para nosotros y esto significa un avance o progreso en nuestra vida, parece lógico darle una connotación positiva. Sin embargo todos hemos escuchado expresiones como «lo hace por conveniencia» y es aquí donde viene el problema, ya que no estamos evaluando a la propia palabra en sí, sino que valoramos quien es el que se beneficia.

Tendemos a compararnos con los demás y cuando vemos que hay un desajuste o algo no esta en igualdad, es entonces cuando el concepto de provecho puede cambiar de signo. Cuando uno es el receptor, todo es ok, pero cuando es el otro el que saca más provecho, es entonces cuando cambiamos nuestra perspectiva. Aunque si lo miramos desde un punto de vista propio, a cada uno de nosotros nos agrada lo conveniente y lo que es provechoso, pero no hacemos lo mismo cuando tendemos a juzgar a los demás.

Hemos de saber que lo conveniencia es conveniente para todos, ya que hay sacar provecho de lo que vivimos, lo que sucede, es que solemos pensar que cuando uno sale beneficiado, hay alguien que se perjudica y es aquí donde intentamos encontrar el equilibrio y dependiendo del lugar que ocupamos entonces nos será conveniente usar esta palabra o no.

Foto: Chris

Etimologias sacadas de etimologias.dechile


Publicado

en

por

Comentarios

3 respuestas a «Lo conveniente de la conveniencia»

  1. […] Lo conveniente de la conveniencia […]

  2. Avatar de Eva Hernández
    Eva Hernández

    Tuve una discusión con mi esposo por que el me decía que conveniente es lo mismo que conveniencia para mi no lo es …..pues siento que no conviene actuar por conveniencia si hay afecto de por medio……

    1. Avatar de marcosedo
      marcosedo

      Me alegra que se tengan discusiones gracias al significado de las palabras. Lo que está claro es que ambas comparten la misma raíz, por lo que en principio son conceptos que vienen a significar lo mismo, pero este es un ejemplo claro de como cada uno de nosotros le da una interpretación propia, además de que el uso de estas palabras, dependiendo del contexto nos hacen pensar de una manera o de otra. Me agrada la frase que dices de «no conviene actuar por conveniencia si hay afecto de por medio…» y puede que tengas razón en tu caso concreto, pero al final se trata de la intención de tus actos y sobre todo si estos afectan a alguien más, es aquí cuando hay que volver a preguntarse sobre la conveniencia, ya que a veces lo que es conveniente para uno, no lo es para otro.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.