Todo lo que hacen por ti y no ves hasta que tu lo haces por los demás

Creo que este es uno de los pensamientos más recurrentes cuando te vuelves padre y es que empiezas a valorar mucho más todo lo que han hecho por ti. La cuestión es que te vuelves más consciente de todo lo que implica la paternidad y de la misma forma que tu lo estas haciendo ahora, en el pasado lo han hecho por ti. Es en este punto donde has de poner el foco en tus progenitores para devolverles, en la medida de lo posible, todo lo que te han dado.

La vida es dar y recibir, hay épocas en las que estamos más volcados en un lado y luego es al revés. La vida es un cambio constante y este dar y recibir va cambiando con el paso del tiempo, así que hay que saber moverse entre ambos extremos para que la balanza siempre este lo más equilibrada posible.

Cuando llega la paternidad parece que das mucho, ya que las obligaciones paternas te hacen estar muy pendiente de tus hijos, ya no tienes tanto tiempo para ti, tu atención se centra en ellos y sin querer pensamos que estamos todo el rato dando. Pero hemos de ser conscientes de todo lo que recibimos y en mi caso puedo decir que hay mucho aprendizaje, mucho amor y muchas más cosas que no se pueden expresar con palabras, pero hemos de saber verlo y no sólo quedarnos con la parte que nosotros damos. Gracias al ponerme en esta perspectiva puedo valorar lo que en el pasado mi madre y mi padre hicieron por mi, lo que hace que me esfuerce mucho más en ofrecer mi mejor versión.

Como cambia el cuento dependiendo del rol que desempeñamos en la vida, pero que bonito darse cuenta de ello y poder valorarlo, estoy muy agradecido de ser consciente de ello. Lo repetiré siempre, nuestros hijos son nuestros mejores maestros y no dejan de darnos lecciones que si aplicamos a nuestra vida nos harán progresar muchísimo. Ahora es momento de seguir viendo todo lo que hace por mi la gente o que han hecho, de la misma forma que he de reconocer todo lo que hago por los demás, volvemos al tema del equilibrio, donde no tenemos que pensar que nosotros somos el centro, pero si que hemos de situarnos en ese punto para observar ambos lados desde la misma distancia y así ser ecuánimes ante las circunstancias que nos depara la vida.

¿Haces mucho por los demás? ¿Hacen mucho por ti? ¿Como crees que esta la balanza?


Publicado

en

por

Comentarios

Una respuesta a «Todo lo que hacen por ti y no ves hasta que tu lo haces por los demás»

  1. […] Todo lo que hacen por ti y no ves hasta que tu lo haces por los demás […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.