Una persona normal

Una persona normal

Ahora que conocemos el origen y significado de persona, que puedes volver a leer en el anterior post, lo normal es ser persona, es momento de hacer lo mismo con la palabra normal, ya que una vez tengamos esta información, estas palabras nos sonaran de forma diferente. Su significado es:

1. Que sirve de norma o regla.

2. Que se ajusta a cierta norma o a características habituales o corrientes, sin exceder ni adolecer.

Y su etimología es curiosa, ya que ver el origen y ver su uso ahora, nos hace comprender el hecho de como las palabras van evolucionando y cambiando con el paso del tiempo.

Este término  viene del latín y su significado literal es «escuadra empleada por carpinteros y albañiles», aunque también puede significar «una regla, un precepto, un modelo o guía de comportamiento».  Norma parece ser un préstamo del  término griego «gnôrimos» que quiere decir «lo bien sabido», «totalmente conocido».

Las personas normales actuan desde la reacción, es lo que hace todo el mundo, o lo que se hace por norma general. Nos dejamos llevar por el temor, el enfado, el miedo, la tristeza, la crítica, el insulto, la queja, tan solo hemos de pensar en situaciones donde aparezcan los términos antes mostrados y nos daremos cuenta que muchas veces nos comportamos como personas normales y esto no significa que sea bueno o malo, sino que no somos dueños de nuestros actos.

Hay otra acepción que me gustaría destacar de la palabra normal y es que se tiene en cuenta asociarlo a todo aquello que se halla en su estado natural y esta es la que de verdad importa, ya que lo normal debería ser lo natural y no lo que establecemos nosotros. La naturaleza es sabia y ha de ser la que lleva la batuta, pero sin querer lo normal ha ido apartándose de lo natural.

¿Te consideras una persona normal? ¿Por qué establecer algo como normal, cuando no es natural?

Foto: tut.alonso

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.