Adaptación a los acompañantes

Adaptación a los acompañantes

22 mayo, 2021 0 Por marcosedo

Las consecuencias del coronavirus y todo lo que rodea dieron paso a las reflexiones de la semana de hace un año. En la primera hablo sobre la adaptación. Mientras que en la segunda destaco algunos de los acompañantes que ha traído consigo el coronavirus. Si quieres conocer más sobre la adaptación o sobre los amigos del bichito, pincha en los títulos para leer los posts al completo.

Adaptación, no queda otra

La vida es cambio y lo mejor que podemos hacer es adaptarnos a lo que venga. Para unos es más sencillo, a otros les cuesta más esfuerzo, pero al final hemos de saber convivir con las nuevas situaciones. En el caso del coronavirus a todos nos ha afectado en mayor o menor medida, pero la cuestión es que ha habido muchos cambios bruscos e inesperados. Aún así no podemos hacer nada contra ellos, lo mejor es verlos de cara y adaptarnos de la mejor manera posible. Además, cuando estos cambios vienen a la fuerza, de forma repentina, donde el margen de maniobra es escaso, es cuando nos damos cuenta de la capacidad de adaptación que tenemos, algunos lo hacen más rápido, a otros les cuesta aceptarlo, pero hemos de saber que al final lo logramos, y tener una actitud propicia, hace que sea mucho más simple esta tarea.

Los acompañantes del coronavirus

Cualquier situación nueva trae consigo una serie de consecuencias que a primera vista no son visibles, pero que con el paso del tiempo se dan a conocer y cobran su importancia, al principio pensamos que son esporádicas y que tienen que ver con ese momento, pero al final acaban instaurándose. En el caso del COVID no iba a ser menos, y estos acompañantes que se ha traído es posible que se queden por una larga temporada, o incluso para siempre. La cuestión pasa por evaluarlos y conocer sus pros y sus contras, ya que de cada uno de nosotros dependerá sacar sus propias conclusiones.

Este virus ha hecho que la gente despierte, que se dé cuenta de todo lo que sucede a su alrededor y que ponga más atención a pequeños detalles que antes pasaban desapercibidos. Todo ello conlleva una adaptación a esta nueva situación y por ello hemos de mantener los ojos bien abiertos y aprender de lo sucedido, así si vuelve a suceder algo parecido, podremos lidiar de forma diferente y capear el temporal de forma más rápida y efectiva.