Callar, oir, hablar

Callar, oir, hablar

4 mayo, 2021 0 Por marcosedo

«Callando es como se aprende a oír; oyendo es como se aprende a hablar; y luego, hablando se aprende a callar» Diógenes de Sínope

Este tipo de frases donde el mensaje queda totalmente cerrado me agradan mucho, ya que un verbo da como consecuencia otro y lo mejor es que si vuelves otra vez a leer la frase esta sigue teniendo sentido. No importa cual sea el principio, ya que una vez empiezas a leer entras en un bucle donde lo importante es saber donde te lleva el paso siguiente y que es lo que aprendes.

CALLAR

En este caso el primer paso pasa por callar, guardar silencio, algo que mucha gente no sabe apreciar, ya que le puede el impulso de hablar y de tener que decir lo que tiene dentro, lo peor de todo es que muchas veces dejamos de prestar atención a lo que nos esta diciendo la otra persona, ya que estamos pendientes de lo que vamos a decir, así que mientras pensamos en ello, la otra persona habla, pero cuando termina no sabemos muy bien lo que ha dicho, y todo por no tener todos nuestros sentidos, sobre todo el oido, puestos en ella. Aunque no se trata sólo de callar, sino de poner la intención en oír, ya que es ahí donde de verdad empezamos a aprender a escuchar. La cuestión es enfocarnos en lo que la otra persona nos dice.

OIR

Cuando escuchamos con atención es cuando nos volvemos conscientes de la importancia de las palabras que esta usando esa persona y cuando es n

uestro turno, es posible que cambiemos nuestro discurso, ya que hablaremos de otra forma, gracias a todo lo aprendido por el hecho de escuchar. En la frase dice que «oyendo es como se aprende a hablar» y esto lo vemos en los niños, ya que sus primeras palabras y el lenguaje que van asimilando es gracias al oír a sus familiares y gente de su alrededor. Pero a medida que vamos creciendo, le damos otro significado a esta frase, ya que al escuchar, luego somos capaces de evaluar nuestras palabras y así hablar de forma más clara y precisa.

HABLAR

El último paso sería el hablar, ya que después de haber aprendido a oír, podemos expresarnos. Y esto es lo que más cuesta, ya que muchas veces no escogemos las palabras correctas o no lo hacemos de la forma como quisiéramos, por ello es tan importante prestar atención y predicar con los pasos anteriores. Además, el acto de hablar es el más importante, ya que las palabras son las que conforman nuestra realidad, así que hemos de ser muy cautos en lo que sale de nuestra boca y de esta forma es cuando nos damos cuenta cuando hemos de guardar silencio, es decir, aprendemos a callar, ya que es mejor no decir nada…

Y así es como vuelve a empezar la rueda, ya que al callar, volvemos a poner atención en lo que oímos, para poder hablar mejor y saber cuando hay que callar…

¿Con que verbo vas a empezar? ¿Qué haces más, callar, oír o hablar?

Foto: Jazz Sandoval