El cumplepadre, celebrarlo para poder valorarlo en los demás

El tema de la paternidad fue el protagonista de las entradas de la semana de hace un año. En la primera reflexiono sobre como cambia la perspectiva desde que somos padres, sobre todo en lo que respecta a nuestros progenitores. Mientras que en la segunda me doy cuenta del hecho de no sólo celebrar el cumple de mi hijo mayor, sino que ese mismo día yo me convertí en padre. Pincha en cada uno de los títulos para leer los posts al completo.

Todo lo que hacen por ti y no ves hasta que tu lo haces por los demás

Es complicado no compararse con los demás, ya que muchas veces el hecho de observar lo que sucede a nuestro alrededor es el mejor indicador para saber en que punto nos encontramos. En el tema de la paternidad sucede algo curioso y es que como padre empiezas a valorar lo que haces y lo que recibes, es entonces cuando te das cuenta que ahora estas representando dos papeles a la vez, el de hijo que ya tenias y el nuevo como padre. Es aquí donde empiezas a observar y evaluar lo que tus padres han hecho por ti, ya que tu ahora estas haciendo lo propio con tus hijos. Todo esto te remueve por dentro, ya que sin querer te vuelves más empático, comprendes mejor lo que te pueden contar tus padres del pasado, ya que ahora estas viviendo ese periodo que ellos ya han pasado. Y es que no es lo mismo dar que recibir, pero ambas partes han de ser consideradas para que dependiendo del lado en el que nos encontremos podamos ofrecer nuestra mejor versión.

Celebro mi primer cumplepadre. Aunque ya lleve 8 años como tal

Con esta entrada celebraba de forma consciente mi primer cumplepadre y es que el nacimiento de tu primer hijo supone un antes y un después en la vida de cualquier ser humano. Nunca me había parado a pensar en esta perspectiva a la hora de celebrar el cumple de mi primer hijo, ya que este supone un hito en mi vida, y de la misma forma que celebro otras fechas señaladas, esta no podía ser menos y no sólo por el cumple de un niño, sino por el cambio que ese día supuso en mi vida. Cada uno tendrá sus propias fechas importantes a lo largo de cada año, y para mi convertirme en padre, es una de ellas. Hay que darle la importancia que se merece cada momento de nuestra vida y que este no quede eclipsado por otros. Lo bonito de esta fecha es que hay tres seres humanos que tienen algo que celebrar, uno su nacimiento y los otros dos el poder dar una vida, además de convertirse en madre y padre.

Coincide que hoy es mi cumplepadre y también el cumpleaños de Marc, así que vamos a celebrarlo como se merece. La paternidad te cambia, quieras o no, en mayor o menor medida, pero hay que ser consciente de la importancia de esta fecha. Un día en el que empiezas a verlo todo desde una doble perspectiva, donde das y recibes, pero ahora todo tiene un nuevo enfoque, y si sabes reconocer todo el aprendizaje que te ofrece, mejoras de forma exponencial.


Publicado

en

por

Etiquetas:

Comentarios

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.