La culpa y el responsable

La culpa y el responsable

La culpa y la responsabilidad fueron los protagonistas en las entradas de la semana de hace un año. En el primer post me apoyo en la definición de ambos términos para ponernos en contexto y conocer sus diferencias. Mientras que en el segundo reflexiono sobre como hace acto de presencia la culpa y quien es el único responsable de ello.

La culpa es la única responsable

Ambos términos pueden ser considerados como sinónimos, pero tienen una pequeña diferencia que hace que tengamos que usarlos de forma correcta dependiendo de la situación en la que nos encontremos. Si pinchas en el título puedes leer la reflexión al completo y comprender mucho mejor esta diferencia, pero a grandes rasgos diré que la persona culpable siempre es responsable del hecho en si, pero podemos ser responsables de algo sin ser culpables de ello. En ambos casos se trata de ser la causa de una consecuencia, pero hay que tener en cuenta otros factores como la intención y el signo del efecto causado. Todos tenemos claro que no es lo mismo ser una persona responsable que culpable, aunque en la definición y en algunas situaciones concretas puede dar la apariencia de que si.

Conoce al máximo responsable de la culpa

Vivimos en una sociedad donde tendemos a buscar a los culpables de todo lo que sucede a nuestro alrededor y no nos damos cuenta de que perdemos mucho tiempo y energía en esta empresa, por lo que descompensamos la balanza y toda es fuerza la perdemos a la hora de encontrar la solución o el aprendizaje que nos brinda dicha situación. La culpa es una simple etiqueta que nos aleja de seguir hacia delante, ya que hemos de ser conscientes de que no importa tanto el culpable o responsable, como la situación que estamos viviendo. Al final es como retroceder para encontrar al causante y no nos centramos en resolver el momento presente, aunque hay que puntualizar es posible que nos sea de utilidad conocer al culpable, pero hemos de intentar que sea cuando ya esta todo solucionado y así que no vuelva a ocurrir. En el post que escribí lo dejo un poco más claro, pinchando en el título saldrás de dudas, si es que las tienes.

Toda acción tiene una reacción, toda causa un efecto, la cuestión es que nos centramos en conocer a los culpables y responsables de todo lo que nos ocurre, sin darnos cuenta de que la responsabilidad esta en nuestro interior y que somos nosotros quienes etiquetamos la culpa y nos centramos en ello, desaprovechando este tiempo en otros quehaceres más productivos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.