Medicación para curar, meditación para sanar

Considero oportuno y veo que es la mejor forma de empezar este post con la etimologia y definición de estas 4 palabras. A partir de ahí que cada uno saque sus propias conclusiones y a poder ser que deje de lado todo lo que cree saber al respecto, ya que los prejuicios a veces se convierten en límites que luego cuestan mucho de revertir, asé que empezar desde cero ayuda mucho a comprender mejor.

Medicación: Administración de uno o más medicamentos para curar o prevenir una enfermedad, o para aliviar un dolor físico.

Curar: Hacer desaparecer una enfermedad, una herida o un daño físico a una persona, un animal o un organismo. Sanar las dolencias o los sufriminetos anímicos de una persona.

Meditación: Pensamiento o consideración de algo con atención y detenimiento para estudiarlo o comprenderlo bien.

Sanar: Restituir la salud a una persona, un animal o un organismo que estaba enfermo.

Oxford Languages

Podemos encontrar diferentes significados y seguramente el más complicado sea el de la meditación, pero tampoco quiero entrar a debatir sobre ello, acepto la idea que se plasma en cada una de estas definiciones. Ahora es momento de la etimología, y es ese desde donde, el origen, el que nos hará entender un poco mejor la esencia de estos conceptos.

Medicación viene del latín medicatio y significa «acción y efecto de administrar remedios». Sus componentes léxicos son: mederi (curar), -ico (relativo a) más el sufijo -cion (acción y efecto).

Curar tiene el significado de «cuidar, criar» y viene del latín curare, «cuidar, preocupar».

Meditación» viene del latín meditatio y significa «accion y efecto de pensar antes de actuar». Sus componentes léxicos son: meditari (considerar, meditar), más el sufijo -ción (acción y efecto).

Sanar viene del latín sanare, «restaurar la salud» y esta de sanus «sano, sensato, que no está loco»

etimologias.dechile

Este es un tema bastante complicado de tratar, ya que entran a escena muchos aspectos a tener en cuenta, además de que se podría profundizar mucho más en cada uno de ellos. Aunque a grosso modo, lo que quiero destacar es que cada una de las acciones va referidas a un verbo concreto, y es que el uso de ciertas palabras a la hora de definirlas, hace que esta unión sea mucho más clara.

Medicación y curar van de la mano, ya que en origen una va detrás de la otra, es decir. Si fusionamos ambas palabras por su significado y etimología, nos daremos cuenta que la medicación, es para cuidar a alguien, preocuparse por él. Mientras que en el caso de la meditación, el verbo que le acompaña es sanar, ya que el hecho de poner atención en algo para poder comprenderlo, hace que podamos llegar al origen del problema y así restaurar la salud de alguien.

Aunque parece que al principio comparten el mismo propósito y viéndolo desde una perspectiva bastante superficial, llegan al mismo fin. La cuestión son esos pequeños matices que al final son los que marcan la diferencia, vuelve a releer tantas veces como sea necesario y convéncete de lo que quieras. Lo que esta claro es que ambas propuestas no son contrapuestas, incluso pueden convivir en armonía, sin embargo, hay que saber usar cada palabra en el momento correcto y experimentar con las 4, sólo así llegaremos a su comprensión y las integraremos, ya que se trata de vivirlas en nuestra piel y a partir de ahí decidir que camino tomar.

¿Medicación o meditación? ¿Sanar o curar? ¿Te habías planteado alguna vez esta diferenciación?

Foto: Jesús


Publicado

en

por

Comentarios

Una respuesta a «Medicación para curar, meditación para sanar»

  1. […] salud es el fin último que persiguen ambos verbos, pero como vimos en la entrada anterior, donde pudimos conocer su significado y etimología, nos damos cuenta de esos pequeños detalles […]

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.